Entrevista del Centro de Cultura Asiática de Málaga (España)

Hoy os presentamos la entrevista que realizamos a Esther Campos, escritora emergente y autora de la novela La Carta Coreana (2020). La novela refleja claramente su inspiración en los dramas coreanos, perfecta para aquellos amantes del género y muy interesante para aquellos que, aunque no tengan conocimientos previos, quieran profundizar la relación cada vez más intensa entre España y Corea.

A continuación os dejamos la entrevista completa. Esperamos que os anime a leeros el libro y así sumergiros en el ambiente de los k-dramas y, al mismo tiempo, enamoraros de esta original historia, y también de su adorable autora

1. ¿Cuándo empezó a escribir? ¿Qué es lo que le llevó a interesarse por la cultura coreana? Y si esta es su primera novela, ¿por qué ha pensado dedicarla a este mundo?

Escribo desde siempre, diarios, relatos, haikus japoneses, algunos publicados y premiados, pero una novela era algo que no entraba en mis planes hasta que llegó el confinamiento, algo de tiempo libre y la necesidad de viajar con la imaginación.

Tenía un conocimiento muy superficial sobre Corea del Sur. Como abogada y gerente en una empresa de iniciativa social, Corea era un referente en desarrollo económico y en la gestión de pandemias de Covid,  pero desconocía el alcance del fenómeno “hallyu” que creo que es como se conoce a la “ola coreana.

Llegué a los k-dramas porque me sentía cansada de ver series apocalípticas y deprimentes occidentales en los días más duros de la pandemia y terminé escribiendo la novela por gratitud.  Para transmitir mi descubrimiento de una cultura audiovisual con una gran inteligencia emocional que además de hacernos soñar, a menudo, nos hace reflexionar y ser mejores personas.

2. ¿Cómo surge la idea de escribir La Carta Coreana? ¿En qué ha buscado inspiración para escribir la historia?

Viendo k-dramas me fijé en algunos detalles que hacían tan románticas sus series y que echaba de menos en las narraciones occidentales.

Decidí entonces escribir una historia a modo de tributo a esas series que tan buenos ratos me estaban proporcionando incorporando esos elementos

Por ejemplo,  en los k-dramas, es un clásico que haya triángulos amorosos en que no hay una opción mejor que otra. Simplemente reflejan el devenir de la vida,  las diferentes circunstancias y momentos en que el amor aparece y las decisiones que debemos tomar.

Otros elementos son la ternura,  la emoción contenida, la delicadeza de los gestos y su significado. En occidente,  se escribe sobre el amor desde la descripción de los acontecimientos,  pero en las series coreanas y en la literatura asiática que he leído,  se escribe desde la instrospección.

Así que  me propuse escribir fusionando lo que me gusta de ambos lenguajes narrativos y salió “La carta coreana; la emoción invisible”, con un triángulo amoroso que descoloca a los lectores y voces narrativas – es una novela bastante coral –  que nos permiten viajar por las emociones de los personajes y cogerles cariño.

3. ¿De qué manera el drama Chocolate (2019) cambió sus prejuicios sobre las series coreanas? ¿Hay alguna relación entre la pasión que siente el personaje de Megan hacia los dramas y su gusto personal? ¡Top 3 de sus k-dramas favoritos!

Chocolate enamora con cada fotograma y su delicadísima banda sonora. Ambientar una serie romántica en un hospital de enfermos terminales es una apuesta arriesgada y felicito a su guionista por crear una historia tan hermosa. Ver que sus protagonistas, lejos del cliché “rosa” fuesen encontrando el amor cuánto más hondo caían y más sufrían, me conmovió mucho.

En cuanto a mi parecido con Megan,  la “adicta” a los K-dramas que ayuda a su amiga Emily que no ha visto ninguno, yo me identifico con las dos.  Quizás más con Emily porque me siento aún con ese “flechazo” que sienten todas las personas con el primer k-drama que atesoran en su memoria aunque ya haya visto unos cuantos y pueda  puedo opinar con algo de criterio.

“Yo creía que estas series eran muy simples, cómicas y “sentimentaloides”. Chocolate me dio otra perspectiva.”

Chocolate: un dulce drama surcoreano de Netflix | Cocina y Vino
Cartel del drama Chocolate

¿Mi TOP-3 de K-dramas? ¡ Qué difícil dejarlo en tres! Además de Chocolate,  recomendaría;

–  Something in the rain (2018, ndr) por esa maravillosa relación de una mujer madura con un hombre más joven con quien aprenderá lo que de verdad es el amor tras haber sufrido malos tratos.

– Crash landing on you (2019, ndr) por mostrar en clave de comedia romántica los contrastes entre Corea del Sur y Corea del Norte con esa  metáfora con un romance a lo Romeo y Julieta para simbolizar el deseo de reconciliación de un pueblo separado por ideologías y no sentimientos. La actriz femenina, Son Ye-jin, está soberbia aquí y también en Something in the rain y el actor, Hyun Bin es un intérprete muy carismático.  Ahora comentan que son pareja en la vida real y creo que esa química traspasaba realmente la pantalla.

– Mister Sunshine (2018, ndr) porque es una gran producción histórica que narra la opresión de Corea ante Japón y en la que se demuestra que por amor se sacrifican ideales,  se asume la verdadera identidad y que “patria” es, sobre todo,  aquello que eliges amar.  El actor protagonista de este k-drama, Lee Byung-hun, es uno de mis favoritos.  Si alguien que ha visto k-dramas lee mi novela creo que reconocerá que me inspiré en él para crear el personaje de del actor coreano, Hyun Kwan.   Aunque en la novela tendría unos años menos, como le he visto en otras películas de su extensa filmografía.

4. ¿Cómo ha sido el proceso de investigación sobre los aspectos culturales e históricos de Corea mencionados en el libro? ¿Ha tenido la posibilidad de conocer este país de primera mano?

No conozco Corea del Sur pero estaré encantada de visitar el país cuando se nos permita viajar. 

Me he documentado a través de Internet.  Hay muchísimos influencers que cuentan su realidad desde diferentes perspectivas y lugares del mundo. Además, estoy suscrita a muchas webs oficiales como la del CCC que depende de la Embajada de Corea en España y otras webs culturales que me han parecido interesantes y entretenidas, como vuestros blogs.

La novela, no obstante,  es romántica y ligera,  no pretender ser un tratado sobre Corea, ¡aunque reconozco que aprender cómo se cocina el kimchi para integrar esa escena en la novela fue todo un reto!

Gyeongbokgung Palace | Seoul | South Korea | AFAR
Palacio de Gyeongbokgung, en Seúl. Fuente: afar.com

5. El personaje de Emily se esfuerza por aprender el hangeul para ayudar al paciente. ¿Cómo es su relación con el idioma coreano? Cuéntenos sobre sus estudios o conocimientos del idioma.

Al empezar a ver las series asiáticas aprendí a diferenciar los acentos entre las series chinas, japonesas, tailandesas… y las coreanas.  Para mi sorpresa, el acento coreano me resultaba más agradable al oído.  Creo que tiene una musicalidad natural y que por ello,  al igual que ocurre con el inglés,  se adapta muy bien a los ritmos pop de las canciones.

La gramática coreana, al principio, parece sencilla pero se complica cuando empiezas a construir frases, porque su orden es completamente inverso al español y que decline las palabras por su función me recuerda a los acusativos, dativos…del latín y lo difícil que era analizar una frase para traducirla

Alfabeto y gramática, en definitiva, se pueden estudiar,  pero lo más difícil para mí es retener vocabulario. Me han aconsejado aprender antes los caracteres chinos (hanja) para retener las raíces semánticas y memorizar grupos de palabras que el coreano ha tomado del chino y aunque lo cierto es que la caligrafía china me interesa por razones estéticas muchísimo, no creo que pueda aprender el alfabeto chino con la facilidad con que he aprendido el alfabeto coreano.

Lo que voy a hacer es echar un vistazo a vuestros cursos, a ver si en unos años consigo pasar del nivel principiante… Ahora ya reconozco saludos, expresiones coloquiales, verbos de uso corriente mientras veo los k-dramas y el contexto en que se usa un lenguaje más formal o informal.”Lo que voy a hacer es echar un vistazo a vuestros cursos, a ver si en unos años consigo pasar del nivel principiante”

6. ¿Por qué decidió establecer la conexión entre Corea y Europa a través de un anciano?

En la pandemia,  las personas mayores han sufrido y siguen sufriendo en todo el mundo una soledad insoportable. Yo quería que el personaje del “residente misterioso”; un anciano sin identidad al que nadie parece buscar, recluido en una residencia lejos de su país de origen, fuese el origen y el final de la trama.  Buscaba que nos recordase que en todas las personas hay un alma latiendo hasta el último aliento.  Entonces,  se me ocurrió utilizar las series coreanas como vehículo para conectar con sus emociones y descifrar sus orígenes coreanos.

Además, un elemento cultural muy importante en torno al que pivota la estructura social, familiar y también lingüística de los coreanos es el respeto a los mayores.

7. Se puede decir que es una de las primeras autoras en desarrollar una novela en torno a los dramas coreanos en España. ¿Qué se siente, sobre todo al recibir tan buena acogida? ¿Se lo esperaba? Y ahora, ¿cuáles son sus expectativas tras el lanzamiento de la edición en inglés?

Si está consiguiendo el propósito de entretener y emocionar, además de si alguien me dice que ha visto “Chocolate” y resulta que le ha gustado, o que ahora entiende mejor a sus hijas adolescentes,  estoy más que satisfecha.

El que la novela editada en español esté en librerías de medio mundo es un misterio para mí.  Yo seguí las instrucciones de Amazon KDP para subir un manuscrito a su plataforma. Activé la distribución extendida que permite a Amazon vender a librerías que así lo soliciten la versión impresa del libro. Amazon se queda la exclusiva del e-book.

Formatos en los que se puede comprar la novela.

Yo no recibo royalties desde la tienda americana de Amazon porque los costes de impresión y desplazamiento superan al precio de venta pero a mí no me importa. Es mi primera novela y verla a la venta en webs de Taiwan, Suráfrica, Australia, Dinamarca, Turquía… me ha resultado muy gratificante. Lo que sí me ha preocupado es que por cada página web de venta legal hay dos de descargas ilegales,  lo que empobrece la cultura, pero entiendo que es signo de que hay interés por la novela

La edición en inglés sale en abril,  con una portada  que he ilustrado yo misma, que rinde homenaje a la flor nacional de Corea,  el Hibiscus Syriacus, que yo también tengo en mi jardín, y en un formato nuevo de libro en tapa dura, que lanza Amazon y aún en fase beta, así que el libro será precioso y por eso, voy a reeditar también la edición en español en este formato.

A fusion of diverse culture and diverse colour here in Korea:: National  Flower Becomes Hard to Find in within Korea
Hibiscus Syriacus, la flor nacional de Corea. Fuente: aminoapps.com

La única expectativa que tengo es que siga entreteniendo y transmitiendo esa “emoción invisible” de la que habla el libro y que traspasa las barreras de cualquier idioma.

8. Se ha definido escritora “indie”. Es un término muy curioso, sobre todo si relacionado al mundo de la literatura. ¿Por qué se identifica con este género… o “mood”?

Los autores que publican de forma independiente en Amazon son llamados “Indie” aunque sus tramas no necesariamente lo sean. 

Creo que ser “indie”, aplicado a la literatura, es buscar un lugar desde donde expresarte sin presiones comerciales ni condicionamientos editoriales de ningún tipo.  Me gusta escribir desde esa libertad de elegirlo todo y hacerlo a mi ritmo y he querido escribir desde el corazón,  algo más íntimo  que nos haga reflexionar un poco,  como hacen algunos k-dramas.

Además,  para escribir siempre escucho algunas “INDIE Korean Play-list”. Me gusta mucho la cantante y compositora Oohyo, a la que cito en la novela,  porque literalmente su música ha saltado del teclado a las páginas llegando a formar parte de la trama.   

9. ¿Cree que su novela es accesible para todos los públicos independientemente de si te gusta Corea o no? ¿Cómo recomendaría el libro a personas que no conocen nada sobre Corea?

Por supuesto, creo y así me lo han dicho varios lectores, que si no sabes nada sobre Corea del Sur más curiosidad te produce la historia. Si por el contrario, has visto k-dramas, te vas a identificar y divertir con las situaciones que se reflejan en la novela.

10.  Por otro lado, ¿qué cree que pensaría un coreano sobre su libro?

¡Me muero por saberlo!  Sé que algunos coreanos con los que estoy en contacto en las redes sociales tienen curiosidad por la historia. La novela la han leído o la están leyendo españolas que están en Corea viviendo,  pero sinceramente,  que se pueda conseguir en inglés en la página de Amazon para Corea y Japón da un poco de vértigo.  Espero de corazón que les divierta leer cómo se ven las cosas desde el otro lado de la pantalla y desde el otro lado del mundo.  España y Corea del Sur, en el fondo, son países con muchas similitudes y hay afinidad de caracteres en la forma de ser de nuestra gente, así que creo que les va a gustar.

11. ¿Podemos esperar una precuela o secuela de “ La Carta Coreana” o tiene pensado dedicarse a otros temas en su futuro de escritora?

Me gustaría escribir la secuela,  porque me la han pedido varias lectoras y porque en mi cabeza los personajes siguen viviendo su historia de amor y yo querré contarla algún día, pero por ahora estoy escribiendo una  historia diferente,  en la que buceo en un aspecto fascinante para mí,  que es el origen del catolicismo en Corea del Sur y su convivencia cultural con otras religiones y creencias y con la falta absoluta de creencias,  reflexionando sobre cómo, tener o no fe, condiciona nuestras decisiones de pareja. Yo lo estoy pasando muy bien escribiéndola así que espero poder publicarla la próxima Navidad.

12. La pasión por Corea es una tendencia todavía emergente y relativamente reciente, pero en continuo crecimiento (justo hace poco nos entrevistaron sobre este fenómeno actual): ¿Cree que su libro hubiera obtenido la misma acogida hace 10 años? ¿Cómo cree que será percibida Corea en 10 años a partir de hoy?

Corea del Sur,  de forma estratégica y visionaria ha sabido anticiparse a la transformación del mundo del entretenimiento digital y la globalización. Lo ha conseguido gracias a la inversión en su industria cultural audiovisual como medio para crear marca “Corea”. Así se diferencia de sus competidores en Asia, pero también posicionarse en Europa y Estados Unidos.  

Creo que acierta en su estrategia de apoyo a influencers, becas de estudio en su país para favorecer que sus contenidos en coreano sean traducidos a todos los idiomas y en mostrarse   como  un país abierto, acogedor y lleno de oportunidades. 

Hace diez años mi novela no hubiera tenido, seguramente, forma de ser conocida,  ni siquiera publicada.  Hoy, en cambio,  cada persona puede generar contenido “cultural” y ofrecerlo a todo el planeta.  El peligro puede estar en banalizar los contenidos y el mensaje y de eso ya hay mucho en internet y en Amazon.

Corea del Sur es un país que va más allá del K-pop como España   es mucho más que la música flamenca o América Latina más que el reggaeton. Que nos sintamos más cerca dentro de una década será señal de que avanzamos hacia una globalización  que acerca las culturas, pero aceptar la diversidad no es borrarla,  sino apreciar en el exotismo del otro una oportunidad de enriquecimiento personal.

Agradecemos el tiempo que nos ha dedicado Esther Campos al concedernos la entrevista. Esperamos que os hayáis animado a leer la novela y sigáis a la autora en sus redes sociales. ¡Le deseamos mucha suerte en su futuro como escritora!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s